Feria latinoamericana del libro

MAGGY DE COSTER: una escritora francesa de origen haitiano que viaja a través de la palabra con ímpetu creativo y renovador.

Por: Claudia De Greiff Comunicaciones FELICAR 

Esta escritora cuenta con una sensibilidad extraordinaria que le permite captar en cada palabra, en cada lugar, en cada rostro, ese universo que la inspira a transmitir a través de su talento, su esencia frente a tanta realidad injusta e incomprensible. Desde sus propios trayectos compromete parte de su ser con el poema que se desborda en metáforas develadas por el silencio de la noche. Sus secretos con la palabra se desvanecen al amanecer y la vuelven a habitar al caer la tarde, cuando el sol desaparece y se vuelve cómplice con el aleteo nocturno.

Palabras rotas

Agoto mis palabras escribiendo

en los espacios oscuros

Que ocultan las verdades

No reveladas

Cómo deconstruir palabras

Para resolver el enigma de los males

¿No vocalizados?

Y no etiquetar el silencio

En el campo espectral

¿De las horas vacías?

El dicho de la noche despeña

Los sueños de los poetas

Pero ofréceles el silencio como ofrenda

Para cosechas futuras

No soy la heroína

De esta epopeya poco desconocida

¿Y por el tiempo travestida?

Fuera de las quimeras

Navega el velero con la vela rota

De un pecador en el escape

Fuera de las quimeras.

Navega el velero con la vela desgarrada

De un pecador en desherencia

Y en el jardín de mis sueños.

Las malas hierbas se aclimatan

Vestigios de las horas juguetonas

Traducido al español por la autora Maggy De Coster

Tomado del poemario “A fleurs de mots” Editions du Cygne 2021

Periodista, poeta, novelista, escritora, traductora, antóloga y autora de  poesía y cuentos infantiles. Vive en París (Francia). Fue miembro de la Asociación Francesa de Mujeres periodista (AFJ). Es socia de la Sociedad de Gente de Letras ( SGDL) , miembro y del PEN CLUB francés. Perteneció a la Junta Directiva de la Sociedad de Poetas Franceses durante 9 años y también Redactora de su revista l’Agora durante 2 años. Es miembro de la Academia Internacional de Cultura de Brasilia. Además, ha obtenido varios premios y distinciones en Francia y en el extranjero como: el Primer Premio de la Academia Internacional IL Convivio, en Sicilia (Italia), la Medalla Vermeil y la Medalla de Plata de la Academia Internacional de Lutèce, el Certificado de Honor y Mérito del Colegio Daniel Octavio Crespo de Panamá además de aparecer en varias antologías.

En 2019 consiguió también El Premio Internacional de Traductora de Poesía y Editorial de Poesía de la Academia Claudine de Tencin, Grenoble, Francia.

Su obra literaria (poesía y novela) es traducida y presentada como tesis y trabajo de fin de estudio de estudiantes del departamento de Letras y lenguas extranjeras de la Universidad de Cagliari en Cerdeña (Italia), bajo la autoridad del Profesor Mario Selvaggio.

Maggy definitivamente es una amante de la literatura, ha traducido varios poetas hispano-hablantes al francés y más de una cuarentena de poetas franceses al español.  Esta mujer cuenta con una rica producción literaria y ha trabajado como periodista en Haití, Francia, Suiza, Inglaterra y Barbados. Invitada a participar en la IV edición de la Feria Latinoamericana del Libro Cartagena de Indias, el viernes 23 de julio a partir de las 2 de la tarde presentará virtualmente La Poesía Contemporánea en Francia a través de la lectura de sus poemas y de otros escritores publicados por «Editions du Cygne»: Pascal Boulanger, Sophie Brassart, Irène Duboeuf, Francis Gonnet, Ingrid Calderón, Juan Cárdenas, Flavia Cosma, Berta Lucía Estrada y María de los Ángeles Prieto Marín

Ella nos compartió algunas de sus impresiones con respecto a la literatura latinoamericana y la discriminación y violencia en la actualidad.

CDG: ¿Cuál es su opinión acerca de la literatura latinoamericana?

MDC: La literatura latinoamericana es muy militante y reivindicativa porque refleja la historia de un pueblo que ha sufrido tantas injusticias relacionadas con el colonialismo y el imperialismo y de regímenes dictatoriales.

Me gusta Sor Juana Inés de la Cruz la pionera del feminismo en México, está también el emblemático Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura con Cien años de Soledad, ésta perla de la literatura colombiana y también un clásico de la literatura hispánica.

También Jorge Luis Borges es uno de mis predilectos. Tuve la oportunidad de visitar la Casa Borges ubicada en Adrogué en Argentina a la cual  fui invitada como escritora por Pep Pepió en 2015.

Pablo Neruda, Rubén Darío, el nicaragüense que con el Modernismo revolucionó la manera de escribir, el peruano César Vallejo, autor de Trilce cuya poesía se inscribe en el movimiento de vanguardia literaria latinoamericana, está enterrado en el cementerio de Montparnasse en París.

La chilena Gabriela Mistral, primera mujer ganadora del Premio Nobel de Literatura que tiene una poesía escrita en un idioma sencillo, limpio y conmovedor, pero significativo porque, al igual que Matilde Espinosa, tenía empatía con las culturas indígenas.

Tuve la oportunidad de descubrir a la maravillosa poeta Matilde Espinosa, valiente defensora de los indígenas cuando me había invitado Bella Clara Ventura en 2010 a Bogotá para representar a Francia en un encuentro de poesía y tuve la alegría de traducirla y darla a conocer en Francia donde ella había vivido y dado a luz a sus dos hijos que, lamentablemente fueron asesinados en Colombia.

Está también la poeta y escritora militante panameña Diana Morán que tiene una poesía revolucionaria tanto en la forma como en el contenido. Me había invitado también Gloria Young a homenajearla a ella en 2012 y visité con otras escritoras latinoamericanas la casa donde vivió.

Terminamos con Cecilia Meireles, esta poeta brasileña de vanguardia que ha sufrido la influencia de los simbolistas, románticos barrocos y parnasianos y es considerada como una de las más importantes poetas de habla portuguesa.  Tuve el placer de darla a conocer a mis amigos poetas, como también a Matilde Espinosa y Diana Morán a través de mis conferencias en París.

CDG: ¿Cuál es su posición como escritora frente a la discriminación y la callada violencia de hoy día?

MDC: Como escritora nunca he sentido ningún tipo de discriminación, soy bastante bien percibida y muy solicitada. Me estoy vertiendo en el universalismo. Mi altruismo resuena tanto en mis escrituras que me atraen a la gente. No me puedo quejar.

Incluso cuando uno no es discriminado, tiene que defender a quienes lo son de una forma u otra. El escritor, digamos el poeta, debe ser subversivo, denunciante, si no, es cómplice. El escritor es un testimonio de su tiempo.

Siempre he luchado contra el sexismo ordinario junto con otras mujeres porque soy una de las firmantes de un Asociación en Francia llamada Les chiennes de garde (Perras de guardia) creada por la historiadora y periodista Florence Montreynaud. El lema de esta asociación es «Cuando una mujer pública es amenazada, todas las mujeres lo son»

Luchamos contra la publicidad sexista en la prensa y las pantallas públicas.

En cuanto a la violencia contra la mujer, acabamos de vivir una tragedia conyugal: una mujer de 31 años, madre de 3 hijos, cayó bajo las balas de su exmarido tunecino que la quemó como un trapo hasta que ella muriera. La razón es que no pudo soportar que ella le pidiera el divorcio mientras que los tribunales le prohibieron “acercarse a su esposa”. Ella es la 39a.víctima desde el inicio de este año de 2021.

Aparte en la violencia relacionada con la guerra y el terrorismo, las mujeres pagan el precio más alto. La sociedad es construida por el hombre y para el hombre, aunque se han hecho progresos, pero aún queda un largo camino por recorrer y ésta es la manera de educar a los niños de ambos sexos, que las cosas deben cambiar. La violencia está arraigada en las mentalidades y también está vinculada a determinadas culturas.

«Agradezco a Walter Caicedo el Director de la Feria Latinoamericana del Libro de Cartagena por invitarnos y a todos sus colaboradores por su trabajo y les deseo a todos buena suerte.»

Un fuerte abrazo

MAGGY DE COSTER