Feria latinoamericana del libro

Un hombre llamado Don R

Don  R, era un hombre de edad mediana, maduro, obstinado con la ortografía y la sumisión de la mujer. Dos condiciones que lo llevaron a tener una obsesión por las mujeres con quienes sostenía relaciones físicas y virtuales. En su niñez y juventud, los constantes viajes de su madre lo obligaron a dejar sus estudios y a ayudar en la crianza de sus hermanas quienes al ser menores que él y no tenía una figura paterna, todas dependían de él. A los 16 años, Don R inició su vida laboral, trabajando en una bodega de perfumes en una zona libre de impuestos, ahí en medio de los aromas aprendió a diferenciar las fragancias, las marcas, los contenidos  y los estilos de todos y cada de los perfumes que se mercadeaban. Era organizado, pulcro, aseado lo que convenía a su jefe, el cual le confiaba el lugar para mantenerlo intacto y conservar de la mejor manera la mercancía. Con el producto de su trabajo lograba llevar comida y cosas básicas a la casa. Casa que se lograba mantener  solo con el trabajo de él. Su madre había  ido de matrimonio en matrimonio buscando siempre un hombre ideal, de ahí se fue llenando de hijos, los cuales eran la fuente de su financiación en los últimos años por la reclamación de sus paternidades. Nunca fue a la universidad, pero su inteligencia sobrepasaba el límite de la astucia y la intuición para lograr ganar la confianza de sus presas, era algo que había heredado de su madre.
Autor

Nacha Newball Jímenez

Editorial

FELICAR Editores

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Un hombre llamado Don R”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *